La llegada del otoño es una estupenda excusa para redecorar tu casa bajo esta temática tan acogedora. Con unos sutiles cambios puedes hacer que cualquier espacio adquiera un aspecto totalmente otoñal, pero no solo con lo que ves sino también con lo que hueles. Agrega texturas, colores intensos, productos de temporada para decorar, así como velas y flores secas. 

Pero si no quieres acabar decorando tu casa como si fuera Navidad y solo buscas darle algunos toques especiales, te vamos a dar 12 sencillas ideas para que decores tu casa de otoño sin tener que invertir mucho presupuesto y esfuerzo en ello. 

Que se vea el otoño desde la entrada

¿Te encanta ver en las películas cómo las familias decoran toda la entrada de su casa con motivos otoñales? ¿Por qué no hacerlo tú? Empieza colocando pequeños adornos, como una guirnalda de flores con los colores del otoño, el rojo, naranja o amarillo, para vestir tu puerta. 

Si cuentas con un porche o una entrada lo suficientemente grande como para poner más elementos decorativos, incluye unos farolillos y crea un camino hacia la puerta o un banco en la entrada con una manta para poder tomarte el café mientras disfrutas del agradable fresquito que acompaña a las mañanas de otoño. 

Cambia los textiles de tu casa

Viste tu casa para la nueva estación con textiles más acogedores y abrigados. El otoño es un buen momento para cambiar la ropa de cama de verano por otra más abrigada, así como los forros de los sillones y sofás.

Añade un par de mantas más por tu casa y algunos cojines adicionales con estampado de tartán o de color ámbar, este color cálido hará un bonito contraste si el resto de la decoración es neutra. 

Velas oscuras

Cambia a unas velas con unos tonos más oscuros, como el verde intenso, el azul oscuro o de color berenjena. Acompañalas de candelabros dorados para generar un atractivo contraste que resaltará el color de las velas. 

Puntos focales

Si lo que quieres es decorar tu casa con algunos elementos otoñales, pero no llenarla como si fuera Navidad, es mejor elegir las zonas a las que quieras darle el cambio de estación y dejar el resto de la casa como está.

Por ejemplo, un punto focal puede ser el salón donde añadir nuevas mantas y cojines, como mencionamos antes, y algunas flores secas y velas para darle un estilo más otoñal. Otra zona puede ser el comedor con un centro de mesa de calabazas y ramitas de canela.

Dale protagonismo a los productos de temporada

Decora la cocina otoñal dándole protagonismo a los productos de esta estación, como las manzanas, las calabazas, los higos, las granadas o los frutos del bosque. Coloca grandes cestas de mimbre o jarrones de cristal para dejar reposar en ellas las frutas de otoño, además así las tendrás a mano para coger una siempre que te entre hambre. 

Alfombras

¿Quitaste las alfombras en verano porque te daban calor? Es hora de volverlas a sacar para lucirlas como se merecen o sustitúyelas por unas con colores rojos, azules o naranjas para para darle una gran bienvenida al otoño. 

Olor a otoño

Hay olores que nos recuerdan a distintas épocas del año y en este caso te vamos a hablar de cómo puedes perfumar tu casa para que huela a otoño nada más entrar por la puerta.

Por un lado, la calabaza es la reina de esta estación y con ella puedes hacer varias comidas, como una crema de calabaza que desprende un olor muy agradable mientras se cocina. Otro aroma es la canela, que es fácil de incluir en el café o en una taza de chocolate calentita, pero si algo nos recuerda que el frío está cada vez más cerca es el olor a leña y hay velas que recuerdan a este olor, lo que es genial si no tienes una chimenea en casa. 

Decora el exterior

Si aún con las bajadas de las temperaturas te gusta disfrutar del exterior de tu casa, aprovecha ese espacio y decóralo de otoño. ¿Cómo? Con unas guirnaldas de luces, unas mantas gruesas y suaves cojines. Con solo estas tres cosas conseguirás darle un look de otoño al exterior de una manera muy sencilla. 

Calabazas por todos lados

Ya sabes que la calabaza es el producto de temporada del otoño por excelencia, pero también funciona como elemento decorativo. Consigue varias de distintos tamaños para hacer una composición en la entrada o distribuye unas cuentas por tu casa, como en el salón, en la cocina o incluso en el baño. En este caso puedes optar por calabazas decorativas en vez de las de verdad y así pintarlas del color que más te guste. También hay velas en forma de calabaza que desprenden un delicioso aroma otoñal. 

Vestir una mesa a cuadros

¿Tienes por casa algún mantel de cuadros? Quítale el polvo para lucirlo sobre la mesa de comedor, aunque si te parece demasiado siempre puedes poner un mantel neutro y darle el tono otoñal con unas servilletas de cuadros escoceses o cambiar el forro de las sillas por unos con estos motivos. 

Finaliza la mesa con unas cuantas flores secas o un ramillete de trigo seco y ramas de canela. 

Texturas otoñales

El terciopelo, la lana o la piel sintética le aportará calidez a cualquier habitación. Añade acentos otoñales con texturas gruesas sobre el sofá o en el respaldo de las sillas del comedor. Son piezas, además, que puedes añadir combinar con el resto de colores de tu casa para crear un espacio acogedor y coherente.  

Luces en tarros de cristal

Crea un bonito centro de mesa o un punto de luz poniendo luces LED en un tarro de cristal, puedes reutilizar los de las legumbres y poner varios de distintos tamaños. Rellenalos de piedras blancas, flores secas o piñas. 

Es sorprendente cómo cambia el aspecto de una casa con solo poner unas mantas nuevas, algún centro de flores con hojas secas y unas velas con olor a calabaza o canela. Estas ideas te ayudarán a decorar tu casa de otoño mientras creas un ambiente acogedor del que no querrás salir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here