Las habitaciones pequeñas pueden hacerte sentir claustrofobia, sobre todo si no está bien organizada y pensada para aprovecharla al completo. Si la casa no es tuya poco podrás hacer porque es improbable que el dueño te deje hacer obra para ampliarla.

En estos casos, debes considerar diversas soluciones de almacenamiento inteligente para darle a la habitación sensación de hogar sin ahogarte en un mar de muebles.

Hay muchas maneras de decorar una habitación pequeña sin hacerla a la vista más pequeña, que es uno de los grandes temores. Con un poco de estrategia y organización un espacio reducido puede dar mucho juego, así que sigue leyendo porque te vamos a dar 12 ideas sobre cómo decorar una habitación pequeña sin morir en el intento. 

1. Cama plegable

Las camas plegables son una muy buena opción si vives en una casa compartida y necesitas trabajar en tu habitación. Con solo recoger la cama tendrás un espacio, con el que antes no contabas, para trabajar o estudiar.

2. Cama con almacenamiento

Ya te hemos hablado de los beneficios de tener una cama con almacenamiento, ya sean cajones o un canapé. Este tipo de estructura te permite guardar todo lo que no estés usando en este momento, la ropa de otras temporadas por ejemplo, o simplemente puedes guardar ahí tus cosas de diarios para ahorrarte otro mueble y así ganar más espacio. 

3. Almacenamiento a los pies de la cama

Si tu habitación es larga, pero no ancha, otra forma de guardar tus cosas sin ocupar mucho espacio es poner algún mueble, como un baúl o una cómoda, a los pies de la cama. Además, cumplirán una función decorativa y te podrás sentar en él. Busca uno que se adapte al estilo que le quieres dar a tu habitación y enseguida verás el bonito efecto que crea. 

4. Lámparas en la pared

Hay veces que la mesa de noche más que ayudar estorba, pero ¿dónde pones la lámpara auxiliar? Una solución muy útil es poner la lámpara de noche directamente en la pared. La puedes colocar sobre una estantería encima de la cama, y así además tienes más espacio para poner tus libros, velas, etc., o pegarla directamente a la pared si su forma lo permite. 

5. Aprovecha todo el espacio disponible

El gran desafío de una habitación pequeña es encontrar lugares donde poner tus cosas, así que tienes que tienes que estimular tu ingenio y creatividad. El alféizar interior de la ventana puede ser un buen sitio, ¿pero qué pasa si no lo tienes? ¡Lo creas! Muchas veces al estar el radiador justo debajo de la ventana no ponen nada más y dejan ese espacio desaprovechado. Coge una tabla y pégala justo encima del radiador (con su correspondiente espacio para evitar accidentes). En solo cinco minutos te has creado un escritorio donde sentarte a estudiar o trabajar. Si no tienes mucho espacio como para poner una silla, pega la cama a la pared y úsala como asiento. 

6. Separando espacios

Si vives en un estudio donde cocinas, duermes, ves la televisión, trabajas y estudias en un mismo lugar es hora de separar espacios, si no físicamente al menos de manera visual. Aquí el ingenio vuelve a hacer acto de presencia.

Puedes separar los espacios de distintas formas, pero depende mucho de lo que te permita hacer el dueño de la casa si no es tuya. 

Divide la habitación del resto del estudio con cortinas, módulos separadores o un mueble que te sirva también para almacenar tus libros, ropa o cualquier otro tipo de enseres.

Si no te es posible, otra forma de separar los espacios de manera visual es con pintura. La idea es pintar de un color diferente la pared de la zona de la habitación o del cabecero de la cama.

7. Papel pintado

Debemos confesar que el papel pintado nos encanta porque es muy versátil, y con solo pegarlo a la pared la habitación ya adquiere un estilo totalmente diferente. 

Te hemos comentado en otras ocasiones que no hace falta ponerlo en las cuatro paredes, con una pared es más que suficiente. Sin embargo, tienes que tener cuidado con los estampados porque si es muy voluminoso hará que la habitación sea visualmente mucho más pequeña. Mejor elije un papel pintado con un estampado pequeño y sutil. 

8. El juego de las proporciones

Las proposiciones adquieren un papel importante a la hora de decorar una habitación pequeña. 

¿Cómo puedes hacerlo? Lo primero es elegir muebles estrechos, como la cómoda, el escritorio, la mesa de noche o, incluso, el armario. Por otro lado, si eliges una cama con una estructura simple y la acompañas de una gran alfombra en conjunto crearán el efecto de que la habitación es más grande. Visualmente parecerá que tienes más espacio, aunque no sea así. 

9. Di adiós al cabecero

En las habitaciones pequeñas menos es más, y los cabeceros no tienen ninguna función salvo decorar. Gana centímetros omitiendo esta parte de la cama. 

Siempre puedes colocar las almohadas y cojines de tal forma que estos elementos por sí solos conformen la cabecera. A la hora de dormir solo los tienes que quitarlos.

10. Estanterías flotantes

Las estanterías flotantes dan mucho juego y son un elemento inteligente para colocar libros, ropa, zapatos. Además, las puedes colocar en cualquier rincón, como encima de la cama o del escritorio. Si no tienes espacio para poner un armario y no tienes mucha ropa, las estanterías flotantes podrían hasta sustituirlo. 

11. Muebles multiusos

Si además de la función que tiene un mueble per se le puedes dar otra mucho mejor. ¿Un ejemplo? Un tocador o cómoda a modo de mesa de noche, un tocador como escritorio, un baúl como silla de trabajo, un espejo joyero o zapatero, etc.

Asimismo, como comentamos antes, la cama, en un momento dado, puede ser incluso el asiento para tu escritorio. 

12. Colores oscuros

Es normal pensar que los colores oscuros empequeñecen las habitaciones, pero no es cierto al 100%. Para que estas tonalidades den sensación de un espacio más amplio deben combinarse con colores claros, como los tierra, o con blanco. 

La organización, la creatividad y el ingenio son claves para decorar una habitación pequeña y estas 12 ideas te ayudarán a optimizar el espacio. No obstante, recuerda que si tienes muchas cosas y no te caben, quizá sea hora de desprenderse de algunas de ellas para que te muevas con comodidad y sin obstáculos por la habitación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here