¿Necesitas más espacio de almacenaje en tu habitación? Si vives en una casa pequeña y sin mucho espacio, hay que optimizar cada uno de los espacios para que vivir en ella sea cómodo y no te tropieces con los muebles a cada paso que das. 

Debajo de la cama hay un gran espacio donde puedes guardar y guardar todas las cosas que no utilizas asiduamente, pero si no cuenta con un sistema de almacenamiento propio, como cajones, quizá la idea no sea tan buena porque las cosas se llenarán de polvo y pelusas.

Pero no te preocupes porque la solución está en invertir en una cama con almacenamiento y así maximizar el espacio de la habitación. Son muebles muy útiles si necesitas guardar muchas cosas, sobre todo si hay niños en casa. 

A continuación te vamos a explicar cómo elegir una cama con almacenaje, los diferentes tipos que hay y varios aspectos más a considerar antes de comprarla. 

Beneficios de una cama con almacenamiento

¿Cuántas veces te has quejado de que no tienes espacio en casa? Esto se puede deber a muchos motivos, casa pequeña, no haces una limpieza regular para deshacerte de cosas que no necesitas o los muebles que tienes no son realmente funcionales. Comprar una cama con almacenamiento es muy práctico porque así podrás guardar todo lo que esté desordenado en tu habitación, como ropa de otras estaciones, toallas, el nórdico, juguetes de los peques, etc.

Pero este tipo de camas no solo sirve para guardar aquello que te sobra, sino también para minimizar la cantidad de armarios y/o otros muebles que utilizas como almacenaje y que hacen que tu casa se vea más pequeña. Recuerda que a mayor cantidad de muebles reducen el espacio y, aunque tu casa sea grande, a la vista no generará esa sensación.

Por otro lado, una cama con almacenamiento ya incorporado en un plus para una habitación infantil. Ayuda a mantener la estancia despejada de trastos y tus hijos podrán volver a sacar los juguetes siempre que quieran solo moviendo el cajón de la cama, por ejemplo. 

Pero las camas con almacenaje no solo se usan para los dormitorios principales. Si tienes habitación de invitados te recomendamos que inviertas también en una cama de este tipo. De esta manera, dejarás los armarios despejados para que cuando tengas visita en casa puedan colocar sus cosas cómodamente en ellos porque ya habrás guardado todo lo que tenías en esos armarios en los cajones o en el canapé de la cama. 

Tipos de cama con almacenaje

Hoy en día tienes la suerte de poder comparar y evaluar los distintos tipos de camas con almacenaje que hay, así como sus diseños para que puedas elegir el que más encaje con la habitación donde vayas a incluir este mueble. 

Canapé

El canapé es el más típico y es el que tiene todo un espacio libre debajo de la cama. Para guardar las cosas solo vale con levantar el colchón, pero no te preocupes que no los vas a tener que mantener tú. Los canapés tienen un mecanismo que ayuda a que el colchón quede levantado mientras almacenas todo lo que quieras. 

Por lo general, los canapés se levantan desde la parte de los pies, pero también hay algunos que se hacen desde un lado de la cama. 

Cajones

Otra opción son los cajones ya integrados en la estructura de la cama. Muchas empresas de muebles los incorporan muy bien y, a no ser por el pomo, apenas se nota que tienes una cama con cajones. 

Dependiendo de la calidad podrás guardar cosas de mayor o menor peso porque, a diferencia de los canapés, los cajones se pueden desfondar. Son ideales para guardar la ropa de otras temporadas, de deporte o ropa de cama.

Normalmente los cajones se colocan a los lados de la cama y suelen ser cuatro, pero hay fabricantes que también los incluyen a los pies de la misma. 

Estantes o cajones de cabecera

Las estanterías o cajones en la cabecera no se suele ver mucho, y si no eres una persona muy ordenada mejor que te olvides de las estanterías en el cabecero porque el desorden se verá nada más entrar a la habitación.

Los estantes suelen ser más bien decorativos, para poner alguna vela o tus libros favoritos. Por otro lado, está la opción de los cajones que pueden ser un buen sustitutivo a las mesas de noche si no tienes mucho espacio en la habitación.

Almacenamiento para camas infantiles

Hay muchísimos tipos de camas infantiles con almacenamiento. Las hay con canapé, camas nido con cajones, camas en altura con estanterías debajo, camas con toda una estructura de almacenamiento alrededor de ella, etc. 

La elección de la cama dependerá mucho de la edad del niño y del tamaño del dormitorio.

Lo que debes considerar a la hora de comprar una cama con almacenamiento

Somos fans de las camas con almacenamiento, pero antes de invertir en una tienes que tener algunas cosas en cuenta.

Tamaño

El tamaño de la cama es casi lo más importante porque si compras una muy grande te quedarás con un espacio muy pequeño en la habitación. Por otro lado, si ya has invertido en un buen colchón y la cama con almacenaje que tienes es más pequeña que este habrá un problema a la hora de dormir. 

Si optas por una cama con cajones, no te olvides de medir el espacio que ocupan los cajones abiertos para que veas si tendrán el espacio suficiente o no. 

Movilidad y facilidad de uso

Hay camas con almacenamiento con más movilidad, como las que tienen cajones, pero pesan mucho como para estar moviéndola constantemente. Si estás buscando una cama de este tipo tienes que ser consciente de que no la vas a mover del sitio casi nunca, así que asegúrate de que el lugar donde la colocas es el más óptimo.

Otra cosa a considerar es la facilidad de uso que tengas. Si has elegido un canapé, con levantar el colchón cada vez que quieras guardar o retirar algo te bastará, pero con los cajones es otra historia. Estos necesitan espacio de apertura y, dependiendo de dónde estén colocados en la estructura de la cama no lo tendrán, sobre todo en el caso de que los cajones choquen con la mesa de noche, cosa muy común porque lo normal es que estos ocupen toda la estructura de la cama. Hay algunos fabricantes que dejan el espacio de la mesa de noche libre, sin cajón, y los desplaza para que los puedas abrir fácilmente. 

Calidad

Obviamente si la cama no está hecha con buenos materiales ya te decimos que la inversión que hagas se irá a la basura en pocos años. Cuando estés en busca de una cama de este tipo no tengas miedo de probarla, mover los cajones, levantar varias veces el canapé, etc., en el establecimiento. Lo ideal es que no tengas que cambiar de cama asíduamente, sino que te dure muchos años. 

Una cama con almacenamiento es una de las mejores opciones para organizar y optimizar cualquier espacio, desde una habitación de matrimonio hasta una infantil. Además, gracias a la variedad de opciones que existen podrás encontrar la cama perfecta para ti sin ningún problema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here