¿Sabías que debes limpiar tu colchón como mínimo dos veces al año? Así es, y es que los colchones acumulan polvo, ácaros, malos olores, sudor y otras manchas, como la sangre o la orina. ¿Y quién va a querer dormir en un colchón sucio? Ya te adelantamos que nadie. Además, si has invertido dinero en elegir un buen colchón, lo más normal es que lo cuides y laves para que lo mantengas como nuevo durante muchos años. 

En Saber Todo conocemos a la perfección cómo lavar un colchón y vamos a compartir nuestros trucos contigo.

Limpieza básica de un colchón

Hay cosas que puedes hacer diariamente para mantener la limpieza básica de un colchón y disminuir al máximo posible que acumule suciedad.

  1. Mantén tu dormitorio limpio y recogido para evitar la acumulación de ácaros y polvo.
  2. Usa un protector de colchón que funcionará como barrera entre los ácaros o posibles líquidos que se caigan encima del colchón. 
  3. Cambia las sábanas todas las semanas porque éstas recogen el sudor, la piel muerta de la piel, caspa, pelos de tus mascotas, etc.
  4. Deja que la cama se ventile unos 10 minutos antes de hacer la cama y sacude bien las sábanas y almohadas. 
  5. Aspira el colchón al menos una vez a la semana. ¡Ojo! No te olvides de los laterales.
  6. Si le cae líquido encima, o cualquier otra sustancia que produzca manchas, límpialo inmediatamente.

Productos para lavar un colchón

Antes de meterte en faena, primero debes quitar toda la ropa de cama, incluído el forro, las almohadas y cojines para que el colchón esté tal cual llegó a tu casa. Los productos de los que te vamos a hablar sirven para la mayoría de colchones, independientemente de su material (espuma, látex, viscoelástico, etc), y seguro que la mayoría de ellos ya los tienes en casa.

Bicarbonato

El bicarbonato es un gran limpiador y eliminador de olores. Como te hemos comentado, el colchón también acumula olores que poco a poco se irán haciendo más presentes, sobre todo si se suda mucho o cuando los niños tienen accidentes en la cama. 

Para eliminar los malos olores solo tienes que espolvorear un poco de bicarbonato y después de unos minutos pasar la aspiradora. Otra idea es mezclar el bicarbonato con unas gotitas del aceite esencial de tu preferencia, como la lavanda o el sándalo que estimulan la relajación y, además de darle un sutil aroma, también son antibacterianos.

Por otro lado, si lo quieres utilizar para lavar tu colchón te recomendamos que antes lo aspires y mezcles un poco del polvo con agua tibia para generar una pasta. Con un cepillo ve pasando la mezcla por todo el colchón y verás, también, cómo se van eliminando las manchas. 

Vinagre blanco

Otro truco muy efectivo es utilizar vinagre blanco para eliminar manchas o simplemente para hacer la limpieza regular del colchón. Lo puedes utilizar solo, añadiendo un poco de vinagre en un paño y frotar, o combinarlo con el bicarbonato para crear un producto aún más potente. 

Detergente líquido

Si los remedios anteriores no te han funcionado, siempre puedes acudir a tu detergente de confianza. Aplica un poco de detergente y agua en la zona manchada, o por todo el colchón, y déjalo actuar unos minutos para luego limpiarlo con agua. No vistas el colchón inmediatamente, es mejor dejarlo secar por completo. 

Cómo lavar un colchón en profundidad

La limpieza en profundidad del colchón debes hacerla cada 6 meses aproximadamente, pero si vives en una zona muy calurosa o tienes niños pequeños en casa te recomendamos que lo hagas unas tres veces al año. No te preocupes porque el proceso de limpieza no es nada trabajoso y te vamos a detallar a continuación los pasos que debes seguir. 

  1. Aspira

Antes de proceder con los productos de limpieza, aspira bien todo el colchón para quitar el polvo y la suciedad acumulada.

  1. Producto de limpieza

Como producto de limpieza profunda puedes echar una cucharada sopera de tu detergente líquido en un litro de agua fría. Frota la mezcla con una esponja por todo el colchón con movimientos circulares. Si hay manchas difíciles de quitar, te recomendamos que antes pruebes a limpiarlas con bicarbonato o vinagre blanco y finalices la limpieza con el detergente. Déjalo secar y repite la operación por el otro lado del colchón. 

Como puedes comprobar, lavar un colchón no es nada difícil y con cosas que tienes en casa lo puedes hacer sin necesidad de acudir a ningún profesional. Eso sí, es importante que mantengas la rutina de limpieza diaria para evitar acumular suciedad y olores innecesarios y que así te dure mucho más tiempo como el primer día. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here