¿Quién no conoce a Marie Kondo? Esta mujer llegó a nuestras vidas para revolucionar nuestras casas. Ya no hay quien diga que no conoce los métodos de organización de Marie Kondo, otra cosa es que no lo pongan en práctica o no entiendan muy bien cómo hacerlo. Y es ahí donde el equipo de Sabertodo entra en acción, porque te vamos a trasladar los consejos de esta mujer para que ordenes y limpies de una manera sencilla todas las estancias de tu casa. 

Dí adiós

Tienes que reconocer que guardas más cosas de las que necesitas y muchas de ellas ni te acordabas que las tenías. 

Uno de los primeros consejos de Marie Kondo es despedirse de aquello que ya no te aporte alegría. Sabemos que en este punto estarás un poco escéptico porque las cosas en sí no transmiten emociones, pero si coges una prenda de ropa que hace tiempo que no te la pones y no te atrae es mejor dejarla marchar, no sin antes darle las gracias por su servicio realizado, según las pautas de Marie Kondo. 

Olvídate de la nostalgia

Este apartado tiene mucho que ver con el anterior porque quién no guarda miles de recuerdos por toda su casa como fotos antiguas, tarjetas, cartas, entradas de conciertos, películas viejas que ya no ves y un larguísimo etcétera.

Hay que hacer de tripas corazón y realizar una limpieza de estos objetos porque no es algo que vayas a utilizar todos los días ni te va a hacer la vida más fácil.

Si no te quieres deshacer de estos recuerdos hazlos importantes, no los dejes cogiendo polvo en los cajones. Recopila las fotos y esas cartas o entradas y ponlas en un cuadro que podrás ver todos los días. 

Ordena por categorías, no por habitaciones

Cuando escuchamos esto por primera vez la cabeza nos explotó. Generalmente, cuando hacemos limpieza u ordenamos empezamos por una habitación y cuanto esta está terminada seguimos con la siguiente. Pero Marie Kondo dice que es mejor hacerlo por categorías, por ejemplo hacer inventario o limpieza de todas las toallas de la casa, la ropa de cama, las cortinas, etc. De esta forma podrás ver con todo el textil que cuentas, cuáles se pueden desechar y con qué te vas a quedar. 

Dale la importancia que se merece a tus cosas

¿Cuántos pares de zapatos tienes amontonados unos encima de otros? Seguro que tu dinero te ha contado como para estropearlos de esa forma. El siguiente consejo de Marie Kondo es que le des importancia a tus cosas y las cuides como se merece. Si en una percha amontonas muchas camisas acabará cediendo y rompiéndose, lo que puede provocar alguna rotura en tus prendas. Además, teniendo cada una de tus cosas en su debido lugar evitas las arrugas y manchas indeseadas. 

Pliega, pliega y pliega

Algo que nos confunde un poco sobre el método de Marie Kondo es que dice que tenemos que entender que las cosas tienen su personalidad o sus sentimientos, de ahí el decirles gracias cuando tiramos algo o lo llevamos al contenedor de donar. Es por eso que también es importante para ella aprender el arte de plegar la ropa y apilarla verticalmente en el armario, de esta forma cada prenda tendrá su espacio. 

Haz limpieza en tus papeles

Si tienes mieles de archivadores déjanos decirte que deben irse, lo sentimos pero Marie Kondo recomienda retirarlos porque en la era digital es mejor tener los documentos en el ordenador que repartidos por tu casa. 

Revisa y haz limpieza de todos esos papeles que un día creíste que eran importantes como tickets, antiguas nóminas, contratos de trabajo, notas que nunca leíste… En estos casos Kondo recomienda hacer dos montones de papeles, uno sería los importantes y que sí deben ser guardados y el segundo montón son los que tienen que ir a la basura porque no los necesitas para nada. 

Todo al vertical

Parece que Marie Kondo le tenga alguna manía a la posición horizontal, pero su sistema de organización ha demostrado que almacenar las cosas en vertical es más óptimo y funcional.

Es mejor apilar, por ejemplo los calcetines, uno al lado del otro para en un vistazo saber todo lo que tienes y usar esos calcetines que hace tiempo no salen del cajón. Si los colocas en horizontal jamás vas a escoger los de abajo porque acabarás desordenando el estante y, sinceramente, es más fácil coger los que están encima del todo. 

Empieza desde el principio

Para tener una casa ordenada primero hay que desordenarla, aunque parezca una absurdez es cierto. Si vas a empezar por la ropa, Kondo recomienda sacar todo lo que tengas en los armarios y en los cajones para seleccionar aquello que te haga feliz, y por tanto que te vas a quedar, y lo que ya no te transmite nada para ponerlo en el montón de donar, por si aún está en buen estado y alguien lo puede aprovechar. 

No guardes lo que quieras conservar en bolsas de basura

Esto hará que no sepas lo que tienes y que no lo uses. Como te comentamos antes, cada cosa debe tener su correspondiente lugar y tratarlas de la mejor forma posible. Si has hecho el cambio de armario lo mejor es coger unas cajas transparentes, plegar la ropa y ponerla en ellas en vertical. Cuando coloque estas cajas en sus correspondiente estanterías podrás ver en un vistazo qué prenda está en qué caja, así si lo necesitas no tendrás que buscar como un loco. 

Guarda los objetos de tamaño similar en un mismo lugar

Este consejo de Marie Kondo es muy útil sobre todo para ordenar la cocina y el baño porque se tienen muchos utensilios de diversos tamaños y es una faena tenerlos ordenados. Para seguir manteniendo la regla de la verticalidad, ayúdate de contenedores para guardar todo lo que no se pueda mantener en esta posición por sí solo. 

En este punto hay que ser sinceros y reconocer que ordenar y limpiar la casa es una de las tareas que más pereza nos da, pero el gusto que sientes luego cuando la ves impoluta y con cada cosa en su lugar no tiene descripción. Es por ello que te queríamos explicar cómo ordenar tu casa con el método Marie Kondo, el cual ha demostrado ser uno de los mejores sistemas de organización y limpieza. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here