¿Buscas bonitas y útiles ideas para decorar la habitación de tu bebé? Pues estás de suerte porque te traemos algunas que te encantarán, independientemente del tamaño de la habitación. 

Cuando llevas tu bebé a casa lo último que quieres es tener que lidiar con una habitación sin hacer y poco útil. Aunque es normal que las monerías te tienten, lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de decorar el dormitorio de tu bebé es su seguridad y en nuestro listado hemos tenido eso en cuenta sin renunciar a crear un bonito espacio para que tu hijo/a crezca feliz.

La elección de la cuna

La cuna, sin lugar a dudas, es el mueble fundamental en el dormitorio de un bebé. Actualmente existen muchísimos modelos, desde cunas básicas o sin ruedas, pasando por los moisés o minicunas, hasta las más modernas que incorporan armarios o las cunas de colecho.

Sin embargo, no es su estética lo que más importa, sino que cumpla con los estándares de calidad y seguridad, como unos buenos barrotes, frenos en las ruedas, protector para que tu bebé no se choque directamente con la cuna mientras duerme, etc. 

Muebles de mimbre

Desde hace un tiempo llevamos viendo muebles de madera envejecida, pero sobre todo de mimbre. Es un material ligero que queda muy bonito en la habitación de un bebé porque le da un toque entrañable y retro.

Si te gusta el mimbre, pero no te convence comprar una cuna de mimbre, hay más muebles que puedes poner en el dormitorio para crear ese estilo vintage y rústico. Otra opción es incluir el material en la mecedora, en las cestas donde guardas sus mantas, en sus juguetes, etc. 

Colores y patrones

Una de las tendencias en auge es pintar las habitaciones de los bebés en colores claros y no tan llamativos. El gris es uno de los que más se están usando para las habitaciones de los recién nacidos, pero si quieres estimular la visión y el cerebro del bebé incorpora colores que contrasten entre sí, como el blanco y el negro.

Puedes introducir estos colores de mil formas en la habitación, desde en la pared con un patrón sencillo de rayas negras y blancas, hasta en las alfombras, juguetes o ropa de cama. 

¿Qué pasa con el techo?

Ahora que sabes que los contrastes de colores estimularán a tu bebé, ¿qué tal si incorporas esos patrones de los que te hablamos en el techo?

Desde rayas, como en el ejemplo anterior, a estrellas, crear un cielo o una constelación. En el techo puedes crear todo lo que imagines. Además, instalar una lámpara que acompañe esa composición le dará a la habitación un toque diferente, sobre todo si optas por huir de las lámparas con temática más infantil y eliges una que acompañe a tu hijo/a a lo largo de los años sin necesidad de cambiarla constantemente. 

Móviles divertidos

Añade movimiento al dormitorio de tu bebé con un elemento que también le ayudará a dormir y a relajarse: el móvil. Hay muchísima variedad de diseños y estampados que puedes combinar con la decoración que hayas elegido. Están los típicos móviles de animales, estrellas, nubes, globos, etc., aunque siempre puedes mandarlo a hacer para que encaje con la idea que tenías en la cabeza. Por lo general, se suelen utilizar tonos pasteles, pero si quieres darle algo más de vida al dormitorio y estimular a tu bebé, elige un móvil que tenga colores más vivos.

Área de los adultos

Si has optado que desde el principio el bebé duerma en su habitación, tenderás a pasar mucho tiempo en ese espacio, de modo que no puede faltar algún asiento cómodo que te permita darle de comer o descansar un poco. Un sofá, sillón, diván o, incluso una cama, si tienes visión de futuro, te ayudarán en este cometido. 

Cómoda y cambiador

Tener un cambiador es fundamental, pero no hace falta derrochar el dinero en comprarlo, solo tienes que crear este espacio con algo que ya tengas en casa y que te de más funcionalidad, como una cómoda. 

Compra la colchoneta del cambiador y colócala encima de la cómoda para crear la propia zona para cambiar a tu bebé. De esta forma, cuando ya no utilice pañal podrás seguir utilizándolo.

Añade un toque mágico con los doseles

Los doseles tienen la capacidad de vestir una habitación con su única presencia. Le da, además, un toque romántico, acogedor, pero también mágico. 

Esta vaporosa tela es muy útil cuando el dormitorio tiene mucha luz, ya que con solo poner el dosel alrededor de la cuna la disipa.

Puedes colocar la tela sola o acompañarla con un móvil o pequeñas lucecitas, y es algo que también acompañará a tu bebé mientras crece porque lo podrás colocar en su cama de niño mayor o reutilizarlo creándole una zona privada de jugeo. 

Asimismo, si la habitación es pequeña, el dosel ayudará a dar la sensación de que el espacio es más amplio al estar colgado en el techo. 

Rincón de juegos o actividades

Es importante crearle un espacio acogedor y cómodo donde pueda jugar y estimular su capacidad motora. Los gimnasios o alfombras de juegos son una gran opción, ya que están hechos especialmente para que el niño se divierta mientras fortalece sus músculos y estimula su cerebro.

Pero, para que el espacio de juegos sea más acogedor, no te olvides de acompañarlo con la misma estética que el resto de la habitación. Apoya el gimnasio o la manta de juegos sobre una alfombra mullidita con un patrón divertido y colorido.

Si quieres ir un poco más allá en la decoración, enmarca el rincón de juegos con un tipi o con un dosel. 

Esperamos que estas ideas para decorar dormitorios de bebés te hayan ayudado a coger ideas para la habitación de tu pequeño. Con un poco de imaginación e ingenio se pueden crear espacios realmente únicos y especiales donde el niño crezca feliz, sano y seguro mientras va desarrollando su cerebro y cuerpo con ayuda de distintos elementos que parecían meramente decorativos, como los contrastes en los colores, los móviles o sus juguetes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here