Tener gemelos es una experiencia preciosa, pero decorar la habitación donde van a convivir ambos puede que no lo sea tanto. Cuando son bebés es fácil, creas el dormitorio a tu gusto y listo, ¿pero qué pasa cuando crecen y cada uno empieza a desarrollar su personalidad?

Seguro que querrás que la habitación de tus hijos capture la imaginación de los dos, pero que a la vez todo funcione y se vea un espacio uniforme. Si no sabes cómo hacerlo no te preocupes porque te traemos 12 ideas para dormitorios de gemelos para inspirarte.

Literas

Las literas han sido durante mucho tiempo la solución perfecta para aprovechar al máximo un espacio compartido. Las hay de distintas formas, pero las más populares son las tradicionales en la que una cama está debajo de la otra. También están las camas tren o las literas tipo loft, que añaden espacio de almacenamiento. 

Camas en “L”

En un dormitorio de gemelos tener dos camas individuales separadas no siempre es lo más óptimo porque ocupan casi toda la habitación. Intenta colocarlas en forma de “L”, como ves en la imagen. Al posicionarlas de esta forma ahorras mucho espacio que los niños pueden utiliza para jugar.

Ocupa el hueco entre las dos camas con un mueble que te ayude a almacenar sus juguetes o libros. 

Camas pegadas

Otra idea en relación a la anterior, es juntar los cabeceros de modo que se cree una línea larga. De esta forma, además de ahorrar espacio, le das a cada uno de los peques su espacio. Esto también vale si los gemelos aún son bebés y no tienes ni idea de qué manera colocar sus cunas. 

¡Aprovecha los altillos!

Si tienes la suerte de tener en casa techos altos ¡aprovéchalos! Construye un altillo donde los niños puedan jugar o, si no son tan pequeños, coloca una de las camas en esa nueva zona para darle a cada uno su privacidad y tener más hueco en la habitación donde jugar o estudiar. 

Personalidades diferentes

Es posible que sus hijos necesiten compartir una habitación, pero eso no significa que la personalidad de uno deba verse reflejado más que la del otro. 

Deja que cada uno decore su zona como desee, como la ropa de cama, los cuadros y juguetes. No obstante, para no crear una mezcla incoherente, procura que los patrones y colores creen una armonía entre sí. 

Si quieres ir un poco más allá ¿qué tal si pintas el lado de cada uno con sus colores favoritos? 

Los colores neutros nunca fallan

Si te encuentras en la encrucijada de no saber qué colores poner o cómo pintar las paredes opta siempre por lo más sencillo, que son los blancos, beige o grises. Los colores más fuertes y predominantes ya los incluirás luego, o tus hijos, con los juguetes, los cojines o la ropa de cama. 

Vinilos

Los vinilos serán tus grandes aliados a la hora de decorar una habitación de gemelos porque son extremadamente fáciles de pegar, y se podrán cambiar siempre que los niños quieran. 

Pero aún puedes darle otra vuelta más a la idea de los vinilos y crear atractivos patrones en la habitación de tus hijos con cosas que ya tienes en casa. La creadora del estampado de la izquierda cogió cinta negra y las pegó en forma de cruces. Más fácil y económico imposible.

Papel pintado

Ya te hemos hablado de las bondades de poner papel pintado en una habitación, pero no hace falta ponerlo en las 4 paredes, con solo pegarlo en una el dormitorio ya adquiere otro aspecto totalmente diferente. 

Busca algún patrón o estampado que a tus hijos les guste y elige si lo quieres colocar en todas las paredes o, incluso, en el techo. 

Si optas por poner el papel pintado en todas las paredes recuerda que el estampado no debe ser muy grande porque hará que la habitación se vea mucho más pequeña. En estas ocasiones es mejor pegarlo en la pared donde van las camas. 

Dormitorio de gemelos que crece con ellos

Es normal caer en crear una habitación totalmente infantil cuando los gemelos aún son pequeños, pero no te puedes olvidar que irán creciendo y madurando. Eso supone que sus gustos variarán y que no querrán tener una habitación aniñada durante su adolescencia.

Si no quieres estar cambiando de muebles, de pintura y decoración, te recomendamos que optes por elementos básicos, como la estructura de la cama o los armarios para darle ese toque aniñado con los peluches o cuadros infantiles. 

Zona de estudios

Los peques van a necesitar una zona donde desarrollar su creatividad y estudiar cuando tengan edad de ir al cole. 

Idea una zona de estudio con mesas a su altura y con cajones a su alcance para que puedan coger los materiales que necesiten.

Cuando sean más mayores necesitarán de un espacio con menos distracciones, pero sí con espacio de almacenamiento donde guardar sus libros de textos y apuntes del colegio. 

Zona de juegos

La zona de juegos es igual de importante que la de estudios. En estos pequeños rincones de la habitación se pasarán horas jugando y creando multitud de historias. También son los lugares perfectos donde alentarlos a leer porque no se resistirán a tumbarse entre los mullidos cojines.

Hay varias formas de crear una zona de juegos, con solo poner sus juguetes valdría, pero a nosotros nos encanta ir un poco más allá e incorporar otros elementos que le den mayor impacto a la habitación, como con los tipis o los doseles.

Si la habitación es muy pequeña, pero quieres que tengan un buen espacio para jugar, opta por literas altas para que puedas poner debajo de una de las camas sus juguetes favoritos. 

Divisores

¿Los gemelos están pasando por una etapa en la que no se están llevando bien pero no puedes cambiarlos de habitación? Para estos casos se pueden usar divisores con una pared falsa, puertas correderas o un mueble que además les sirva a ellos para guardar sus pertenencias. 

¿Qué te han parecido estas ideas para dormitorios de gemelos? No son propuestas nada difíciles de añadir a cualquier habitación. Estamos seguros de que tus hijos estarán encantados de compartir el bonito espacio que crearás para ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here