¿Cuántas veces ha pasado que planteas toda la decoración de una habitación y te olvidas de incluir las cortinas? Estas van más allá de ser un mero elemento decorativo, te dan intimidad, determinarán cómo entra la luz a la estancia y es esencial para el terminado de una habitación. 

Elegir unas buenas cortinas no supone mucho gasto, pero sí que es importante conocer los tipos de cortinas que existen para una habitación y otras consideraciones, como el estilo, la tela y la instalación de la misma. En un principio puede llegar a ser abrumador porque hay muchas opciones, pero hoy te vamos a ayudar con esta tarea para que te sea más amena. 

Cortinas de un panel o dos paneles

La cortina de un solo panel, o una sola pieza, tiene el objetivo de cubrir toda la ventana, por lo que si tienes una ventana grande no te recomendamos que elijas esta opción. Las cortinas de un solo panel se suelen dejar siempre cerradas para que de privacidad, pero, dependiendo de la tela, también permita que la luz entre a la estancia. 

Las más comunes son las cortinas con dos paneles, con dos piezas. Se colocan a cada lado de la ventana y puedes dejarlas abiertas o cerradas dependiendo de tus preferencias. 

En ambos casos hay distintos acabados de cortinas, como unas con mayor peso para generar una caída elegante y voluminosa u otras más livianas y cortas para que no rocen el suelo. 

Visillos

Los visillos son un tipo de cortina muy fina que funciona para vestir las ventanas. Se suelen colocar en medio de las cortinas de dos paneles. A pesar de que los visillos se confeccionan con telas casi transparentes, la realidad es que dejan entrar mucha luz, pero también le dan privacidad a la habitación. 

Como en el caso anterior, puedes encontrar visillos con más o menos caída. Todo depende del tipo de decoración que quieras para la habitación. 

Bandó y cenefa

Ya no se ven tantas casas con bandós como antes porque no resultan dan aspecto de anticuado, pero conviene que conozcas lo que es. Un bandó es una pieza de tela fija alargada que puede tener distintas formas, como de ola, acabado en pico, etc., cuyo fin es esconder la barra de la cortina, del estor o la caja de la persiana. Para que pueda cumplir con su función se fabrican con materiales duros, como el aluminio o la madera. 

La cenefa es una cortina bastante corta que cuelga en la parte superior de la ventana. Su función es decorativa, por lo que se combina con otro tipo de cortinas. Van muy bien si quieres darle un look diferente a las cortinas que ya tienes. Al igual que los bandós, cada vez se duele ver menos. 

Estores

Los estores tienen la misma funcionalidad que las cortinas, reducir la entrada de luz en algunos casos y dar intimidad. Actualmente hay distintos tipos de estores en el mercado, pero los más populares son los enrrollables y los paqueto. 

Estores enrollables 

Los estores enrollables, como su nombre bien indica, son los típicos que tienen un hilo o varilla para enrollarlo sobre sí mismo y que dejar que entre más luz en la habitación. 

Dependiendo de la tela puede aportar las iluminación a la habitación, pero sí que dan privacidad. 

Estores paqueto

Los estores paqueto son muy elegantes, por lo que quedan muy bien en una habitación. El tejido en el que se fabrica suele ser más grueso y su forma de recogida, desde abajo, hace que se cree las formas de una ola. 

Paneles japoneses

Los paneles japoneses son muy modernos, ideal para una decoración minimalista. Están pensados para ser colocados en grandes espacios, incluso para separarlos, pero si tienes una ventana pequeña también los puedes colocar. 

Los panales son individuales, así que tienes más posibilidades de escoger unos con más opacidad y otros con menos para jugar con la luz que entra en la habitación.

Cortinas verticales

Las cortinas verticales son un híbrido entre los estores y los paneles japoneses. Estas, en vez de quedarse estáticas o recogerse, se giran para dejar pasar más o menos luz. Son las más indicadas si tienes un gran ventanal, además si tu casa es inteligente puedes conectarlas para indicar a qué hora quieres que se abran y a qué hora deben cerrarse. 

Cortinas con ojales, con pestañas o esconde varillas

Las cortinas con ojales son las que cuentan con orificios incorporados para que pase por la barra. Las cortinas de este tipo hacen pliegues grandes y uniformes, y le dan más formalidad a la estancia.

Por otro lado están las cortinas con pestañas. Las pestañas son trozos de tela del mismo material de la cortina por donde pasará la barra. Son muy elegantes y no forman bucles como en el caso anterior. 

Luego están las cortinas que esconden las varillas o las barras porque esta se desliza entre un hueco que se le ha dejado a la cortina para que la esconda. Las cortinas de este tipo se hacen para dejarlas abiertas y que así formen un bucles.

Opacidad de las cortinas

Una vez elegido el tipo de cortina que te gustaría poner en tu habitación toca decidir la tela y la opacidad, pero para ello también debes plantearte cómo van a estar las cortinas colocadas todo el tiempo, si las vas correr al llegar la noche para que no entre la luz de la calle o las vas a dejar abiertas todo el día. 

Recuerda que las cortinas transparentes o semitransparentes son las que más luz dejan pasar, pero también brindan menos privacidad. Para una habitación es más recomendable elegir unas cortinas semi-opacas, que dejen pasar la luz natural mientras te dan intimidad. Por otro lado, si no soportas que te entre luz por las noches siempre puedes optar por elegir unas cortinas totalmente opacas, las cuales puedes combinar con cualquiera de las otras para que por la mañana abras para dejar entrar la luz sin perder privacidad. 

Este tipo de cortinas para una habitación son las más comunes y, como has comprobado, puedes combinar unas con otras para crear un diseño original que mejor se adapte a tu estilo de vida y necesidades. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here